Click to listen highlighted text!
Loading...

Líneas de trabajo

En el período 2015-2017 se desarrolla la siguiente agenda de trabajo:

i) Se continúa mejorando y alimentando la sección “Observatorio” de Desarrollo Territorial de la web del Núcleo.

ii) Se propone como principal eje estructurador de la agenda el análisis de las posibilidades de nuevas formas de gobernanza multinivel para el desarrollo territorial. En particular, cómo coordinar y articular las escalas local, regional y nacional en función del desafío del desarrollo del país y los emergentes provenientes del marco regional supranacional y el contexto internacional. Se pone énfasis en el caso uruguayo pero situando el debate en diálogo con el contexto y dinámica de estos procesos en América Latina.

La referida agenda de investigación y acción para el período actual se sustenta sobre la base de dos temas-problemas que se consideran claves a la luz de los resultados de la primera etapa de trabajo del Núcleo.

1) La reconsideración de la teoría y práctica sobre el desarrollo territorial subnacional a la luz de cambios en los derroteros actuales iniciados por los gobiernos nacionales y regionales y las respuestas del plano local.

Importa revisar nuevamente en el caso uruguayo la relación entre desarrollo subnacional y arquitectura del Estado, en especial la descentralización y el ordenamiento territorial como instrumentos enfocados al desarrollo, que si bien tienen un escaso adelanto, estarían recibiendo estímulos para adoptar una nueva dimensión en la relación entre distintos niveles de poder y puntos de interés. Implica pensar lo local uruguayo en el contexto nacional, así como en el regional y suramericano, en especial las tendencias que se desarrollan en el Conosur, a través de la participación del NIEDT en las redes académicas que integra, a los efectos de comprender los movimientos que se producen y su impacto en el plano subnacional del país.

En este sentido, se puede conjeturar que: La gobernanza multinivel y la articulación virtuosa de las escalas subnacionales con la nacional, otorgarían una oportunidad y potencial de planificación del desarrollo y diseño de políticas que permitirían una mejor posibilidad de inserción del país y sus territorios locales en el mundo, encontrando y aprovechando las oportunidades, en particular dentro de procesos regionales supranacionales que se dan incluso más allá de los organismos formales como UNASUR y MERCOSUR.

La experiencia de trabajo del primer período del Núcleo, entre 2012 y 2014, permitió aportar pistas de que hay procesos regionales-internacionales que son una primera inserción obligada para un país como Uruguay, en los cuales, el éxito en términos de generación de oportunidades de desarrollo podría pasar por cambiar la forma de ver la planificación y la política de las políticas públicas. Nos referimos a abandonar la idea de un Estado centralizador omnipotente que relativiza la voz y la acción del plano subnacional, pero sin caer tampoco en la vieja escuela de los localismos a ultranza. Se considera apostar a una gobernanza multinivel, la cual, sin entrar en simplismos o panaceas, de marco a articulaciones formales e informales con amplio espectro de participación público-institucional y civil.

2) La vinculación y articulación de los procesos y políticas de desarrollo subnacional (departamental y municipal/local) desde una perspectiva sistémica nacional-regional.

La conjetura por detrás de este tema de interés es: La necesidad de que la consolidación de las relaciones de gobernanza multinivel, existentes y a desarrollar, se acompañen de mecanismos que promuevan una visión más integral del territorio nación. Es decir, promover una visión en la cual, sin profundizar la tensión entre el centralismo existente y los pujos descentralizadores hacia lo local, produzca nuevos sistemas de vínculos entre niveles de gobierno en una perspectiva de potenciación de actores públicos, civiles y sociales, que permitan abonar a un proyecto país de desarrollo en forma armoniosa.

La regionalización, por ejemplo, es un instrumento inexistente en nuestra normativa. Han sido infructuosos los intentos políticos por lograrla, sin embargo, existe de hecho y se revela en múltiples organismos y acciones que reúnen gobiernos subnacionales y a estos con grupos del mercado y la sociedad local, a través de normativas que permiten participación público privada (Ley N°18.786/2011) y acuerdos a través de la figura de consorcios y fideicomisos entre organismos públicos (Ley N°18.093/2007).

Pero también se desarrolla una gobernanza multinivel que introduce nuevas formas, donde se trata de traspasar y resolver los límites que el marco formal de las relaciones intergubernamentales impone. De esta forma, se desarrollan acciones y emprendimientos regionales frente a problemas comunes ante los cuales los gobiernos subnacionales debieron unirse para encontrar soluciones plausibles, donde si bien, luego prácticamente desaparecieron (como es el caso de la Agenda Metropolitana del Área Metropolitana de Montevideo), dejan fundado el ámbito de acercamiento y negociación entre iguales y diferentes.

Una gobernanza para el desarrollo debe incluir, entre otros, instituciones y actores como el Congreso de Intendentes, la Comisión Sectorial de Descentralización, la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), el Congreso Nacional de Ediles, el Plenario de Municipios, la Dirección de Ordenamiento Territorial del MVOTMA, la Dirección de Planificación de la OPP, las Mesas Departamentales del MIDES, los CENURES de UdelaR, y arreglos específicos entre Intendencias y Municipios. Este conjunto de instituciones y actores son vistos por nuestra parte como interlocutores y socios necesarios en un emprendimiento interdisciplinar de abordaje multinivel del problema del desarrollo en Uruguay.

Ver líneas de trabajo anteriores 2012-2014: click aquí

Presione para escuchar el texto seleccionado!