Compartimos nota realizada por el diario “La Diaria” el jueves  15 de febrero de 2018.

Un renovado diploma en Economía y

Gestión para la Inclusión forma profesionales para contribuir al desarrollo

La Universidad de la República (Udelar) impulsa el diploma de posgrado en Economía y Gestión para la Inclusión, al que se pueden inscribir profesionales egresados de cualquier carrera. El diploma consiste en un núcleo común y cuatro ejes diferenciados: Desarrollo Territorial, Cooperativas, Creación y Desarrollo de Empresas, e Inclusión Financiera. La coordinadora académica del diploma, Ana Schvarz, detalló a la diaria que el objetivo es “formar profesionales que puedan apoyar los procesos, que estén enfocados en trasladar capacidades e impulsar proyectos para que la gente pueda salir adelante por sí misma, mejorar sus condiciones de vida y sus trabajos, con un enfoque real de desarrollo”.

Según la coordinadora, lo más innovador es el hecho de que, además del diploma, “no hay nada a nivel nacional que prepare profesionales para trabajar en estas áreas. Sin embargo, hay un montón de gente trabajando y que –como todos los que trabajamos en estos sectores– aprenden desde la práctica, y nos parece que la Universidad tiene un rol que cumplir”. En palabras de Schvarz, el diagnóstico de Uruguay demuestra un avance en los indicadores macroeconómicos, una reducción de la pobreza y una mejora en las condiciones de vida de la población, pero aún “hay mucho por hacer para reducir la vulnerabilidad y fomentar la inclusión”. Agregó que esto “es en parte tarea de la sociedad civil, y para eso se precisa gente capacitada, que pueda ir a trabajar a estos sectores pero con una óptica de desarrollo, pensando desde un punto de vista que no sea asistencialista, sino [impulsor de] oportunidades y potencialidades desde la generación de capacidades en la gente, de confiar en sus propias capacidades y apostar a ese desarrollo”.

Este año será la tercera edición del diploma, que presenta una ligera diferencia con respecto a las últimas versiones: los estudiantes cursarán un núcleo común extendido que incluye una recorrida por lo básico de todos los trayectos. La coordinadora explicó que este cambio se debe a que “entre todos los ejes hay muchos elementos comunes y hay una sinergia importante”. “Cualquier persona que vaya a trabajar en estos ámbitos necesariamente tiene que tener una noción del resto. Si se va a apoyar la creación de una cooperativa en cualquier lugar, hay que tener una idea del entorno territorial en el que se ubica, también hay que poder manejar ciertos instrumentos de microcréditos y saber utilizar herramientas para el apoyo a pequeños emprendimientos productivos”, sostuvo.

Luego de transitar el núcleo común, los estudiantes elegirán entre los distintos trayectos. Uno de los más innovadores es el de Creación y Desarrollo de Empresas, porque es un área que ni siquiera se toca en otras carreras, como sí pasa con las otras opciones. En este eje se trata con “pequeños emprendimientos productivos, y se forman profesionales que puedan ir a trabajar a estos emprendimientos tratando de transformarlos”. “Todos sabemos que la creación de un pequeño negocio es muchas veces una estrategia de supervivencia, ya sea un quiosco en el living de la casa o la venta de productos. El egresado podrá utilizar un conjunto de herramientas para impulsar y transformarlos en emprendimientos productivos que permitan un ingreso digno a la gente, porque muchas veces eso no alcanza a ser una fuente de ingresos decorosos para enfrentar una vida familiar”, detalló la coordinadora.

El estudiante también puede optar por el trayecto de Desarrollo Territorial. Según la economista, se trata de un trabajo desde las “múltiples disciplinas que estudian un sector del país o una región y analizan en el conjunto del territorio todos los factores que pueden impulsar el desarrollo de ese espacio”. “Es un estudio sobre qué políticas se puede aplicar para lograr el desarrollo integral del territorio, que no pasa sólo por lo económico y lo productivo, sino que tiene que ver con lo cultural y lo social”, agregó.

Otro de los ejes es el de Cooperativismo, en el que el estudiante podrá hacerse de las herramientas necesarias para el “apoyo a los emprendimientos desde la propia cooperativa o desde las instituciones que se dedican a su fomento y a su promoción”, comentó Schvarz. La cuarta opción es el eje de Inclusión Financiera: “Todos sabemos que estos mecanismos han sido palancas para apoyar el desarrollo a lo largo de la historia y particularmente en el último tiempo. En este eje se trata de formar profesionales que puedan dominar los distintos mecanismos de acceso al financiamiento, no sólo al crédito, sino que puedan acceder a los distintos mecanismos disponibles para estar financieramente incluidos”, destacó.

Este diploma ofrece una serie de becas para los estudiantes, más allá de los descuentos de la Udelar para aquellos que egresaron en los últimos seis años. Eso es posible gracias al apoyo de los auspiciantes: la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, la Agencia Nacional de Desarrollo, el Instituto Nacional de Cooperativismo, el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional, y República AFAP.

Ver artículo en la web de La Diaria aquí